Homenaje a nuestro Poeta Mayor Rafael Cadenas

Principal

Homenaje a Rafael Cadenas. Este Sábado 16 de septiembre. 11am. Sala Cabrujas. Cultura Chacao. Cultura Miranda. Sobran razones para unirnos.

"La quiebra de la lengua es la quiebra de la cultura, de la sociedad y del espíritu. Es tan indeciblemente importante enseñarla bien. debía ser el eje de la educación en la escuela, en el liceo, en las escuelas de letras. Con todo, ningún Estado le da importancia. Sin este instrumento, dice Pound (en El Arte de la poesía), el propio Estado se va al diablo".  Rafael Cadenas.

cadenas.homenaje

 

 

"La raíz del desdén hacia la literatura es el desdén hacia la lengua. Quien vuelva la mirada hacia el instrumento que le sirve para expresarse, la volverá también hacia el arte de usarla o servirla".

 

"Un pueblo sin conciencia de la lengua termina repitiendo los slogans de los embaucadores, es decir, muere como pueblo".

 

Los libros se forman solos. Van haciéndose al hilo de los días como una historia. Nunca me he propuesto escribir un libro. Ellos nacen, como mis palabras, en el vivir cotidiano. Mi reflexión es fragmentaria. Los poemas son momentos. Anotaciones.

 

Solo sabemos que el lenguaje actúa sobre el tenor de nuestro vivir, y ya eso es suficiente para apreciar su gravitante poder.

 

Para mí es evidente que Venezuela está aquejada de un grave descenso lingüístico cuyas consecuencias, aunque no sean fácilmente visibles se me antojan incalculables.  Resulta difícil percibir, sobre todo, las que sin estar a la vista, son las más importantes, pues tienen que ver con el mundo interior.

 

El lenguaje está cargado hasta los bordes de tiempo.  Nos sumerge en el pretérito o nos lo trae a nuestro hoy.  Rezuma formas de vida por todos sus poros y él mismo es forma.

 

El lenguaje es inseparable del mundo del hombre.  Más que al campo de la lingüística pertenece, por su lado más hondo, al del espíritu y al del alma.  En otras palabras, no puede hablarse separadamente de un deterioro del lenguaje.  Tal deterioro remite a otro, al del hombre, y ambos van juntos, ambos se entrecruzan, ambos se potencian entre sí.  Para eso en la defensa del hombre ha de incluirse la del idioma, y la de este no reducirse a sus fronteras específicas

 

Los lectores de poesía buscan en el fondo revelaciones

 

Si un árbol es un milagro, no lo es menos un deseo, una palabra.

 

Tengo una deuda con la palabra. A ella le debo deleites de lector, dado que soy más lector que escritor.

 

¡Al diablo con el lenguaje! hay cosas más importantes que atender", parecería ser el lema imperante en el país (no sé si las “cosas más importantes" son en realidad atendidas).  Aquí impera desde siempre la pasividad inconmovible.  Tal sería la raíz del mal.  El descenso idiomático se produce como secuela natural de esta actitud.

 

Permítaseme una referencia personal dentro del ámbito lingüístico a que pertenezco.  Me emociona pensar que las palabras que yo pronuncio son las mismas que pronunciaba, por ejemplo, Cervantes, o encontrar en sus obras las palabras de mi infancia oídas tantas veces en boca de mis abuelos o mis padres o compañeros de escuela o de juegos.  El lenguaje está cargado hasta los bordes de tiempo.  Nos sumerge en el pretérito o nos lo trae a nuestro hoy.  Rezuma formas de vida por todos sus poros y él mismo es forma.

 

El lenguaje es inseparable del mundo del hombre.  Más que al campo de la lingüística pertenece, por su lado más hondo, al del espíritu y al del alma.  En otras palabras, no puede hablarse separadamente de un deterioro del lenguaje.  Tal deterioro remite a otro, al del hombre, y ambos van juntos, ambos se entrecruzan, ambos se potencian entre sí.  Para eso en la defensa del hombre ha de incluirse la del idioma, y la de este no reducirse a sus fronteras específicas.

 

Con la decadencia de la lengua, viene la decadencia espiritual de un pueblo, pues solo mediante la lengua cobra vida, se trasfunde a él su historia, su tradición, su destino.

 

"La sociedad moderna hace de la lengua, que es instrumento de expresión de todo el ser, un artefacto funcional para el intercambio mínimo imprescindible, el que permite la marcha del engranaje. El milagro del lenguaje se reduce al repertorio de sonidos básicos. Tal vez estemos ya en medio del newspeak".

 

El mundo está en un borde. se necesitan palabras que golpeen, no necesariamente con estridencia. Pueden ser calladas; dejan una herida más profunda.

 

La poesía puede acompañar al hombre, que está más solo que nunca, pero no para consolarlo sino para hacerlo más verdadero.